Follow by Email

jueves, 10 de abril de 2014

Un corto de miedo

A veces lo más sencillo puede ser lo más aterrador. Hoy entre las publicaciones que suelo encontrar en mi muro de Facebook he encontrado el enlace a un corto, se trata de "Lights out", una pequeña historia de terror... una de esas en las que el hombre de la silla se convierte en un montón de ropa cuando enciendes la luz, una de las que te escondes bajo las sábanas rezando para que nadie sepa que estás ahí... una de las que todos hemos sentido alguna vez.

¡Espero que disfrutéis!



lunes, 10 de marzo de 2014

Inside myself

Esta es nuestra propuesta para el notodofilmfest, Inside myself, un documental que trata la situación actual del cine desde el punto de vista de los actores.
Muy sencillo y sin muchas pretensiones, pero nos ha encantado hacerlo. Gracias de nuevo a todos. Espero que disfrutéis de las imágenes de Salamanca.

http://www.jamesonnotodofilmfest.com/cortos-a-concurso.html?id=cw5315731ae2366


domingo, 9 de marzo de 2014

Mr. Hublot

Tengo cierta tendencia a quedarme maravillada con cada corto de animación que veo. Me parece realmente increíble como utilizar la imaginación para crear espacios nuevos, previamente inexistentes que llevan al espectador a un mundo de fantasía.



El ganador del Oscar a mejor cortometraje este año ha sido Mr. Hublot, una deliciosa historia futurística que nos lleva a un mundo de ciencia ficción en el que un maniático personaje cambia su vida por completo al dejar entrar en su milimétrico apartamento a un perro robot. A pesar de la simpleza de la historia, Mr. Hublot nos muestra una faceta muy humana en un universo de apariencia mecánica.

Martin Sai, crítico de Los Angeles Time, acierta al decir que "Tiene lugar en un futuro barroco que recuerda al Jeunet/Caró de "Delicatessen (...) La historia se queda rápido sin gas, pero sus detalles de imaginería visual son impecables".

Os dejo aquí el corto, para que los que aún no lo hayáis visto podáis disfrutar de él.


jueves, 6 de marzo de 2014

Cuando un corto se hace largo

Existe una tendencia muy generalizada a crear cosas aburridas. Pensamos que lo tenemos en la cabeza es lo mejor y que es necesario explicarlo paso a paso, dar más datos de los necesarios. Pues bien, la mayoría del público al que nos enfrentamos es más capaz de lo que nosotros nos imaginamos. Vivimos en un mundo repleto de referencias que ayudan a nuestra comprensión de las cosas, muchas veces con solo una imagen de un segundo, hemos entendido a la perfección mil cosas más que con la parrafada que el actor principal acaba de echarnos.
Simplificar los diálogos, no sobreplanificar y aligerar un corto, son tres puntos claves para que una "pequeña película" se haga menos aburrida. No se trata de la duración de un plano o del cortometraje, se trata de aprovechar nuestros recursos para que con lo mínimo, demos la máxima información. No hace falta ver a una persona cocinar desde 5 ángulos diferentes para saber lo que está haciendo, ni necesitamos que un personaje diga voy a hacer footing si le vemos salir de la habitación vestido para ello... en fin, optimizar recursos es clave.
Para no extenderme demasiado en mis reflexiones, os dejo la secuencia de apertura de Free Zone de Amos Gitai, un plano fijo de casi 9 minutos en el que a pesar de ver solo la cara de Natalie Portman llorando, recibimos más información de la que creemos y... adivinad... no se hace aburrido (perdonad que no estén los subtítulos en castellano).


martes, 4 de marzo de 2014

Oscars 2014 (grandes momentos)

¿Qué diferencia a una gala de los Oscars de cualquier otra gala? ¿Qué es lo que hace que sea entretenida y diferente?
Desde mi punto de vista hay cuatro factores que convirtieron la gala del domingo en única. Cuatro puntos diferentes que transforman una sencilla entrega de premios es un programa que todos tienen ganas de ver.

Punto número 1: El glamour

Una gala de los Oscars derrocha elegancia por los cuatro costados. Las estrellas más cotizadas a nivel mundial se encuentran allí. Directores, actores, productores, músicos, guionistas... las celebridades que todo el mundo quiere ver se dan cita en la ceremonia. Por supuesto, todos compiten por destacar, vestidos con grandes diseños y peinados a la última moda, convierten la entrada a la entrega de premios en una verdadera pasarela de moda que trae locos a los medios de todo el mundo.
¿A quién no le gusta ver a Branjelina o a Robert deNiro posando ante cientos de cámaras?


Punto número 2: La calidad de las actuaciones

Durante la ceremonia de los Oscars, como ya sabéis, se interpretan todas las canciones que han sido nominadas para llevarse la estatuilla. En esta gala, celebridades como U2 o Pharrell Williams, llenaron el teatro con actuaciones en directo que pusieron los pelos de punta.
Si además de esto, los invitados a la gala participan en las performances como fue el caso de Lupita Nyong'o, Meryl Streep o Amy Adams, que durante la actuación de Williams se levantaron a bailar con él (la gente desde casa solo piensa en lo enrolladas que son esas actrices a las que tanto admiran).


Además, en homenaje a El mago de Oz que cumplía 75 años, Pink subió al escenario para cantar Somewhere over the rainbow, llenando sólo con su voz todo el escenario. Obviamente para que este fuese aún más emotivo, los organizadores no dudaron en invitar a Liza Minelli (hija de la protagonista de la cinta, Judy Garland).



Punto número 3: Allí todo el mundo se presta.

Brad Pitt, Julia Roberts, Angelina Jolie, Meryl Streep, Kevin Spacey... no dudaron ni un segundo en levantarse para aparecer en el selfie que se ha convertido en el tweet más retwitteado de la historia. 


Ver cómo Brad Pitt reparte platos de plástico entre los invitados y cómo Julia Roberts devora un trozo de pizza, no tiene precio. Pero si además, entre todos ponen bote para pagar al pizzero (un trabajador de la pizzería, no un actor), se consigue que el público en su casa no sólo no pare de reír si no que admire aún más si cabe a esas estrellas que comen y se comportan con ellos.



Punto número 4: creación de un buen espectáculo.

Para terminar, vamos a ver porqué Ellen DeGeneres consigue meterse en el bolsillo al espectador. Sin duda, el espectáculo que estamos viendo está medido, ensayado y probado. Una persona como DeGeneres, descarada, atrevida, sin miedo a reírse de si misma y de cualquier persona del resto de la sala, hace que nos olvidemos de que no hay nadie más sobre el escenario. Hace uso de las redes sociales y de la actualidad, sin convertir la gala en una plataforma política ni un chiste de mal gusto. 
Al espectador le puede gustar o no el humor sarcástico de la conductora pero aún así, termina la gala con la satisfacción de haber visto algo bien hecho (quizás en este caso pecando de demasiada sencillez).












La noche de los Oscars

Ya ha pasado la resaca de los Oscars y poco a poco la cosa vuelve a la normalidad. De nuevo, nada nos ha sorprendido en el palmarés, los premios claros y prácticamente cantados desde hace tiempo.

12 años de esclavitud se lleva 3 Oscars, entre ellos el más importante: Mejor película. Los otros concedidos a una impecable adaptación (Mejor guión adpatado) y a Lupita Nyong'o por su desgarradora interpretación.



Dallas Buyers Club se queda con las dos interpretaciones masculinas, con un gran merecido Oscar a McConaughey que llena la pantalla con una actuación mucho más allá de lo que nos tenía acostumbrados. Además, la cinta se ha hecho con la estatuilla a mejor maquillaje, convirtiéndose en record, ya que es el maquillaje más barato de la historia del cine en llevarse el galardón, costó poco más de de 200 $.

Cate Blanchett consiguió el Oscar a mejor actriz como estaba dispuesto en todas las quinielas y Her (una película que recomiendo encarecidamente) obtiene el Oscar a mejor guión original.



Disney con Frozen consigue el pleno, dos nominaciones, dos premios: Mejor película y Mejor canción (Let it go). Una película que nos devuelve el encanto de los clásicos al que estábamos acostumbrados. De todas formas, aunque "Let it go" me encanta, el momento de la noche nos lo dio Pharrel Williams con su interpretación de "Happy" canción nominada para la estatuilla.



Otra que hizo pleno fue "El Gran Gatsby" con mejor vestuario y mejor dirección de arte. De nuevo Baz Luhrmann demuestra que a la hora de adornar sus películas no hay quién le gane.

Por último, la gran ganadora de la noche: "Gravity". La cinta del director méxicano se puso en cabeza con 7 premios entre los que se encontraba mejor director. Sin duda una apuesta arriesgada que Cuarón supo llevar a muy buen puerto. Como esto va de cortos (y no he dicho nada de los cortos ganadores en esta edición) os dejo este corto, realizado por el hijo de Alfonso Cuarón, que se presentó en su momento como el spin-off de Gravity:  Aningaaq.


martes, 25 de febrero de 2014

Cuerdas de Pedro Solís García

Cuerdas se ha convertido en el corto de moda después de ganar el Goya a mejor cortometraje de animación.
 Un corto sencillo, directo y que desata la sensibilidad del espectador.
"Gracias" a una filtración, el cortometraje se ha convertido en una verdadera revolución en las redes sociales. Ha saltado de muro en muro sin ningún tipo de filtro (a muy pesar de su creador). El twitter oficial del film ya ha intentado frenar esta difusión indiscriminada que pone el peligro su participación en otros festivales.



Su director, Pedro Solís García, comenta que la inspiración del corto viene gracias a sus hijos, los cuales se ven reflejados en los personajes y en los créditos finales. A su hija le agradece haber inspirado esta historia mientras que desea que su hijo nunca le hubiera inspirado para hacerla.

Aquí podéis ver el trailer del cortometraje.